Home » Recomendaciones » El traje regional, identidad del pueblo zoque de Copainalá
El traje regional, identidad del pueblo zoque de Copainalá

El traje regional, identidad del pueblo zoque de Copainalá

Por: Diego López
Fotografías: Antonio Altuzar

Las costumbres y tradiciones de nuestros pueblos indígenas, hacen del estado un ente nutrido de valor histórico, gastronómico y lingüístico, sin dejar de lado el arte de la vestimenta típica que engalana a hombres y mujeres de cada lugar. Llénate de Chiapas presenta en esta ocasión el traje regional zoque de Copainalá, poco conocido en Chiapas, pero admirado por muchos debido a su originalidad, sencillez y belleza.

Según los historiadores y cronistas de este pueblo, desde mediados o finales del siglo XV, los antiguos copainaltecos buscaron una forma propia de identificación, crearon vestimentas que los diferenciaban de los demás grupos que surgieron y de sus similares zoques que se establecieron en municipios cercanos.

Portando naturaleza

Nuestros antepasados confeccionaron sus trajes con materiales que encontraban en los patios de sus casas o a las orillas del río a donde acudían a bañarse, tales como colorantes naturales que encontraban en las flores, en las frutas, en el suelo y hasta en los restos de los insectos como la cochinilla, además del corazón de las maderas de los grandes árboles que crecían en estos lugares.

A partir de la llegada de los españoles y la instalación de los frailes dominicos en la antigua Koa-painali-lan para realizar la edificación del templo de San Miguel Arcángel en el corazón del pueblo, las cosas cambiaron estrepitosamente, llegando a transformar no sólo los hábitos, sino también el traje regional zoque, perdiendo así su autenticidad y originalidad pues incluso dejó de confeccionarse y utilizarse por los nativos de este pueblo durante mucho tiempo.

Obligada transformación

Pese a ello, en el crepúsculo de la Colonia, los indígenas zoques de esta provincia volvieron a la confección de los trajes que utilizarían, pero ahora utilizando técnicas que para esa época se establecieron en el entorno como novedosas, pues facilitaron la realización de las prendas a través de los hilados y tejidos, técnica que no perfeccionaron ya que la mayoría prefirió enfocarse a la elaboración de artesanías de barro y utensilios de cocina, que les sirvió como una forma de trabajo en la cual basaron su economía, complementándola con la cosecha de pimienta y maíz.

Por lo anterior, los antiguos zoques se dieron a la tarea de buscar otros lugares donde pudieran formar su indumentaria. Así, llegaron a estas tierras rumores de que en la antigua Capitanía General de Guatemala se fabricaban todo tipo de telares e hilados, lugar hasta donde nuestros antepasados acudieron para comprarlas y ponerlas así al uso de los zoques, que ha sido la forma en que ahora se ha comercializado estas prendas.

Huipil, enredo y rebozo

Conforman el traje regional de la mujer zoque (a quienes se les conoce como zapasteczis) un huipil blanco con tira negra en la que se dibujan bordados de pájaros y flores que simulan la flora y la fauna de la región, además de un enredo rojo como falda formada con rayas de colores amarillo, negro y blanco, haciendo un nudo en forma de bolsa en la parte delantera, la cual es usada para guardar objetos personales.

El atuendo zapasteczi es complementado con huaraches elaborados de forma rudimentaria (para las que prefieren no ir descalzas), además de portar “talegas” (bolsas de piel), canastos de bejuco o carrizo, sin faltar el tradicional rebozo negro que en ocasiones cubre el rostro y en otras la espalda de quien lo usa.
Actualmente, el uso del traje regional ha disminuido entre las mujeres copainaltecas, quienes únicamente los lucen en las fiestas y celebraciones más importantes del municipio. Así también como en las representaciones de danzas autóctonas donde el uso de la vestimenta es importante, como en la llamada “Sacramento”, la cual es ejecutada únicamente por mujeres que bailan al son del violín y la guitarra.

La razón de que las copainaltecas hayan dejado de usar esta muestra de identidad es, entre otras, el papel que los medios de comunicación han jugado entre la sociedad desde su aparición y penetración en pueblos como éste, ya que han traído nuevas ideas y tendencias, de la que la vestimenta no ha podido escapar.

De lo tradicional a lo estilizado

Adecuándose a los nuevos tiempos y las tendencias que la moda ha marcado, el traje tradicional de la mujer zoque ha pasado de su forma original a lo estilizado, forma que la mujer contemporánea de este pueblo ha elegido para seguir mostrando su orgullo por ser heredera de los antiguos pobladores del lugar, adaptando las formas normales a nuevos modelos en faldas, blusas, vestidos, pantalones y accesorios.
De esa forma, se ha asegurado la permanencia de los lienzos zoques, del telar y los bordados que dan identidad en el uso cotidiano, a la vez que instancias culturales se han dado a la tarea de rescatar y fomentar el uso del traje regional y, a diferencia de antes, más jóvenes y niñas se muestran orgullosas de vestirse como las abuelas, además de aprender la técnica del bordado que lleva el huipil a través de los cursos que se imparten por gente preocupada por mantener la cultura zoque.

Pese a la transformación que ha sufrido, el traje regional pervive aún y se encuentra presente, sin perder, claro está, la preocupación por los factores que podrían impedir que las nuevas generaciones llegaran a conocerlo, por lo que habrá de reforzar las acciones que ayuden a rescatarlo y mostrarlo a los demás, porque es, sin duda, clara muestra de la identidad de una cultura que se niega al olvido.

Nota: De ser posible colocarlo en un cuadro de texto por la parte final.
Si deseas adquirir alguna de estas prendas, puedes comunicarte al teléfono (968) 661 02 89, con el Comité de Cultura Raíces de mi Pueblo, que tiene a la venta estas tradicionales piezas de vestir orgullosamente zoques.

El traje regional, identidad del pueblo zoque de Copainalá Reviewed by on . Por: Diego López Fotografías: Antonio Altuzar Las costumbres y tradiciones de nuestros pueblos indígenas, hacen del estado un ente nutrido de valor histórico, g Por: Diego López Fotografías: Antonio Altuzar Las costumbres y tradiciones de nuestros pueblos indígenas, hacen del estado un ente nutrido de valor histórico, g Rating: 0
BANNER CHIAPASIONATE 2
scroll to top
Shares